domingo, 16 de diciembre de 2018

Información del Servicio para los residentes

El servicio de oncología médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal está acreditado para la formación de tres residentes por año.
Existe un equipo de 4 tutores que se encargan de la supervisión y organización de los cinco años y cada residente, tiene asignado un tutor último responsable.  

Organización de la residencia

Pulsa sobre cada año de residencia para ver la actividad principal correspondiente:



R1:
Rotaciones externas en los siguientes servicios: 

  • Planta de hospitalización de Medicina Interna (3 meses)
  • Nefrología (planta 1 mes, interconsultas 1 mes)
  • Cardiología (2 meses)
  • Neumología (2 meses)
  • Gastroenterología (2 meses)
  • Radiodiagnóstico (1 mes)



R2:
Rotaciones externas en los siguientes servicios: 

  • Enfermedades infecciosas (2 meses)
  • Cuidados paliativos (1 mes)
  • Hematología (2 meses)
  • Oncología RT (1 mes)
  • Planta de hospitalización de Oncología Médica: 6 meses entre las 3 secciones
    (equipo de tumores digestivos, tumores ginecológicos y pulmonares)



R3:
Actividad principal: 

  • Hospitalización de Oncología Médica (12 meses)



R4:
Actividad principal: 

  • Consultas externas, las 3 secciones del servicio (12 meses)



R5:
Actividad principal: 

  • Rotación externa (2 meses), opcional
  • Rotación Oncología traslacional (2 meses)
  • Cáncer Familiar (1 mes)
  • Formación y participación en ensayos clínicos, incluido fases 1, y consultas externas.


Competencias durante la residencia

El objetivo a lo largo de la residencia es ir obteniendo competencias de forma progresiva. El programa formativo de oncología médica (enlace al BOE) establece distintas competencias específicas según avance la experiencia del médico interno residente;

  • R1: Principalmente se centra en la formación en medicina interna y realización de guardias de urgencias. Asistencia a las sesiones clínicas del servicio. Aproximación a la búsqueda y lectura de artículos científicos.

  • R2: El residente continuará su formación en medicina interna con las rotaciones externas y tendrá su primer contacto con la planta de oncología médica. Debe ser capaz de conocer y manejar fármacos relacionados con el control de síntomas en el paciente oncológico y manejo de procesos agudos. Además comenzará a conocer el pronóstico de las principales patologías oncológicas, así como a acercarse al conocimiento de los citostáticos y dianas terapéuticas y su manejo básico. En este año participará de forma activa en las sesiones del servicio y se iniciará en la participación en congresos y envío de abstracts.

  • R3: La actividad se centra en la planta de oncología médica. El residente profundiza en el manejo del paciente ingresado, tanto en las complicaciones intercurrentes y tratamientos oncológicos, como en la información a familiares y la toma de decisiones. Participa activamente en las sesiones del servicio. Envía trabajos a congresos nacionales e internacionales. Se inicia en la escritura de artículos de revisión sobre diversos temas de la oncología médica. También asiste a reuniones científicas y se inicia su formación en ensayos clínicos siguiendo a los pacientes y reportando reacciones adversas.

  • R4 y R5: El residente centra su tiempo en la consulta externa, actúa de forma independiente en la consulta bajo la supervisión de un adjunto. Además, supervisa y forma residentes más pequeños. Incluye pacientes en ensayo clínico y participa de forma activa en la toma de decisiones sobre el tratamiento a seguir. Escribe trabajos para comunicaciones nacionales e internacionales. 

Guardias

El servicio de oncología médica cuenta con guardias propias. Existe siempre un residente y un adjunto de presencia física. 

R1 y R2 realizan sus guardias en el servicio de urgencias, en número de 3-4 al mes, para completar su formación en medicina interna. 

R3-R5 los residentes solo realizan guardias de oncología médica, en número de 3-4 al mes, atendiendo las llamadas del hospital de día, la planta de hospitalización, los ensayos clínicos de fase I y las urgencias del hospital. Cuenta siempre con un adjunto de presencia física.

Investigación y docencia

En cuanto a la actividad investigadora del servicio, destaca la inclusión de pacientes en múltiples ensayos clínicos fase I, II y III, realizándose también estudios de investigación traslacional. Hay miembros del servicio con publicaciones en revistas de primer nivel. El residente debe participar en la actividad investigadora del servicio como parte de su formación, con posibles publicaciones en revistas, capítulos de libros, pósters, etc.

A lo largo del año hay numerosos encuentros, cursos, simposios o congresos de actualización y revisión de los distintos tipos de tumores en el mismo hospital o en otros puntos de Madrid, así como en otros puntos de la geografía española o internacionales, con posibilidad de asistir a ellos.

Al ser un hospital universitario con actividad docente en el Grado de Medicina de la Universidad de Alcalá, se ofrece la posibilidad de la participación en la docencia de los estudiantes. Las clases se imparten en el pabellón docente del Hospital, realizando las prácticas en las instalaciones del servicio.
Existe la posibilidad de realizar la tesis doctoral durante la residencia, en cualquiera de los temas punteros de la oncología.